13 de septiembre de 2008

Multan a un juez de Toledo por falta de higiene

Solía dictar sentencias mientras orinaba. | 20minutos.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha impuesto al titular del juzgado de lo Social número 3 de Toledo una multa de 5000 € por abuso de autoridad y desconsideración con los funcionarios y otra de 2500 € por multar de forma injustificada al secretario judicial.

El magistrado acostumbraba a orinar en los lavabos del despacho con la puerta abierta mientras dictaba resoluciones, y los funcionarios, a quienes trataba «como si no fueran personas», se quejaban de su «hedor corporal».

El juez además pronunciaba en el juzgado frases como «la ley soy yo» y «se hace lo que digo» e incluso una vez «mandó a un funcionario a comprarle una docena de huevos».

La situación llegó a tal extremo que «alguna que otra funcionaria decidió colocarse un fular en la boca y nariz para apaciguar ese olor y una de ellas se vio obligada a salir del despacho para vomitar fuera debido a la repulsión que le producía ese ambiente y comportamiento del juez».

La Comisión Disciplinaria del CGPJ ha tomado la decisión de multarlo por unanimidad y de acuerdo con la propuesta del instructor del expediente que le fue abierto al juez por el órgano de gobierno de los jueces, según han informado fuentes del Consejo.

1 comentario:

Hispa dijo...

No, si aún va a salir más barato dejar a pederastas asesinos en la calle que andar por ahí siendo un guarro cabrón...