1 de junio de 2008

Obligan a disculparse a una parlamentaria australiana por maldecir al bebé nonato de una rival

Dijo que se convertiría en «un demonio». | Herald Sun.

Belinda Neal, la parlamentaria laborista australiana que maldijo a Sophie Mirabella, una rival embarazada del partido liberal, diciéndole que su bebé se convertiría en «un demonio», ha sido obligada a disculparse.

Mirabella afirma que Neal le dijo: «Tu bebé se convertirá en un demonio por tus pensamientos malvados.» Neal declaró en el parlamento: «He tenido tiempo para reflexionar [...] y, aunque los comentarios [de Mirabella] no eran del todo exactos, retiro sin reserva alguna cualquier cosa que hay podido ofenderla.»

«A pesar del supuesto compromiso del Primer Ministro por mejorar el ambiente parlamentario, los hechos demuestran que el Partido Laborista no se detiene ante nada para denigrar a los demás, ni siquiera ante ataques a un nonato», declaró Mirabella, que pronto dará a luz, añadiendo luego que en su opinión Neal necesitaba terapia y ayuda profesional.

El gremio de brujos australiano declaró no tener relación alguna con el incidente, recordando que es necesario tener licencia estatal para lanzar maldiciones y males de ojo.

1 comentario:

el agus dijo...

Las noticias las he oído, casi todas, lo mejor, los comentarios de la gente.
Saludos
El Agus